Rejuvenecimiento de frente

El estiramiento de la frente es una intervención fantástica que rejuvenece el tercio superior del rostro.

Generalmente, llevamos a cabo un procedimiento endoscópico conocido como una técnica mínimamente invasiva. Durante este procedimiento se realizan tres pequeñas incisiones en el cuero cabelludo. A través de estas aperturas se utiliza un endoscopio iluminado de cuatro milímetros. Los músculos que crean el ceño fruncido entre las cejas se reducen y eliminan y la frente al completo queda liberada dando una apariencia más fresca y en una posición elevada.

Puesto que la piel no se elimina en este procedimiento, es necesario la fijación para sujetar la frente en la posición deseada durante el proceso de curación. Muchas técnicas se utilizan, incluyendo los Endotines absorbibles, así como la fijación de tornillo temporal, donde se utilizan tornillos pequeños para mantener la frente en su posición durante el proceso de cicatrización. Entonces se retiran sin dejar prácticamente ninguna cicatriz visible.

Recuperación tras el estiramiento de frente

Después de la cirugía, puede experimentar algo de entumecimiento y malestar alrededor de la incisión. Se le pueden recetar medicamentos para aliviar dicho malestar. Si usted es propenso a tener dolores de cabeza, podemos darle un anestésico local adicional durante la cirugía como una medida preventiva. Habrá algo de hinchazón que puede extenderse a las mejillas y los ojos y debe disminuir en 10 a 14 días. Cuando los nervios comiencen a curar, el entumecimiento puede ser reemplazado por picores.

Copyright 2018 www.drarturovaldez.com. All rights reserved.